Terapias para niños y adolescentes con otras patologías

Afrontando las adversidades

En consulta es muy común encontrarnos con niños, jóvenes y adolescentes con problemas psicológicos tales como Tics, TDHA, conductas disruptivas y situaciones traumáticas que generan gran sufrimiento para la persona. Mi trabajo es ayudar en desarrollar nuevas capacidades para afrontar ese dolor.

Conducta disruptiva

 

Estas situaciones pueden provocar un intento dolor en los hijos/as, ya que hablamos de una ruptura de un sistema familiar en sí, y la necesidad de una readaptación en los roles familiares y en la forma de vivir. Esto puede generar en los hijos/as diversas reacciones emocionales como altos niveles de estrés mediados por el nivel de conflictividad entre los padres, la edad de los hijos, la calidad de la relación con el progenitor con el convive de manera habitual entre otros.

 

TDHA Deficit e hiperactividad

 

Cuando los niños/as alcanzan la adolescencia, sus relaciones con los demás puede causar resultar en fricciones, conflictos, siendo luchas internas para ellos/as y para su entorno. En muchas ocasiones, algunos de los conflictos internos de estos adolescentes pueden ser las relaciones platónicas o románticas lo que puede generar angustia y dolor emocional.

Tics o Tourette

 

La presión social y el estrés pueden dar lugar a trastornos de alimentación. También el trauma está asociado a numerosos trastornos de alimentación. La Anorexia y la bulimia son formas comunes de estos trastornos, estando presentes en multitud de adolescentes y en algunos casos desde la infancia. Los trastornos alimentarios pueden causar daños muy severos en la salud física y autoestima de quien lo sufre. Puede resultar en malnutrición, conductas autolesivas, problemas cardiacos, perdidas de peso excesivas o bien ganancia de peso problemática.

Transtorno obsesivo compulsivo

 

El abuso de sustancias puede ser el resultado de sufrir trauma o abuso. Todo el consumo de sustancias, incluso el consumo experimental, pone a los adolescentes en riesgo de sufrir problemas a corto plazo, tales como accidentes, peleas, actividad sexual no deseada y sobredosis. Con el paso del tiempo y de un uso prolongado del alcohol, se produce un daño irreversible a nivel cerebral, quedando el adolescente afectado de por vida en cuanto a la composición de su tejido cerebral y a nivel neuroquímico.

 

 

Transtorno de alimentación

¿Tu hijo habla sobre la muerte?, ¿muestra desesperanza?, ¿se siente bloqueado?, ¿no ve razones para vivir?, ¿a tenido perdida de contacto familiar, le notas distante, ausente o deprimido?, ¿no quiere ir al colegio o a bajado su rendimiento en clase?. Si es tu caso puedo ayudarte.

Abuso de sustancias

 

En función de la edad del niño o adolescente, se observan diferentes síntomas tales como conductas regresivas, tristeza e introversión, sentimientos de culpa, siendo la adolescencia donde van surgir también problemas como depresión, absentismo escolar, abuso de drogas o ideación suicida. Si eres padre/madre, y no sabes cómo manejar esta nueva situación familiar, ponte en contacto conmigo.