Terapia para adultos con ansiedad

Terapia para adultos

Ansiedad

SINTOMATOLOGÍA:

La ansiedad abarca múltiples síntomas que pueden variar en función de la persona y ser más o menos intensos, donde podemos encontrarnos fácilmente fatigados, irritados, con dificultad para concentrarnos, sufrir tensión muscular, problemas estomacales, sudores, temblor de voz, dolores de cabeza frecuentes, manos u pies fríos, despersonalización, inquietud o sentirse nervioso de manera habitual; hasta poder tener problemas de sueño como dificultad para dormir o continuar durmiendo.

Puedes además sentirte que te es difícil controlar las preocupaciones y que todo esto está dificultando tu vida diaria, tu vida social y profesional.

Si esto es así, es importante realizar un tratamiento específico que te ayude a encontrar y gestionar mejor aquello que está generando este problema psicológico que a la larga también tiene consecuencias físicas.

La farmacología puede ayudar a la terapia y al revés.

Una forma de tratamiento no es mejor que la otra.

Las dos modalidades de tratamiento pueden ser utilizadas en forma secuencial o pueden ir asociadas.

Si hay sintomatología, la mejor opción para obtener una orientación terapéutica personalizada es acudir al psicólogo o servicios de salud mental para valorar el origen y la intensidad del trastorno, y su repercusión sobre el rendimiento, actividades y calidad de vida.