Terapia para niños y adolescentes con depresión

Terapia para niños y adolescentes

Depresión

Muchos niños y adolescentes tienen momentos de sentirse bajos o tristes.

La tristeza ocasiona forma parte desarrollo normal del menor.

Sin embargo, si el niño/a o adolescente se encuentra triste, irritado, no disfrutando de las cosas como lo hacía antes, y esto ocurre de manera habitual; puede ser una señal de que el niño esté sufriendo un trastorno depresivo.

Algunas personas piensan que únicamente los adultos tienen depresión, pero no es así.

De hecho, los niños y adolescentes pueden sufrir depresión como ocurre con los adultos; y los estudios apuntan a un aumento en nuestra sociedad actual.

Los síntomas más comunes de depresión en niños y adolescentes incluyen:

  • Sentirse deprimido, triste, irritable o con lloros frecuentes sin motivo aparente.
  • No disfrutar de las cosas como solía hacer antes.
  • Pasar menos tiempo con amigos o en actividades después de la escuela.
  • Cambios en el apetito y/o peso
  • Problemas con el sueño: o dormir mucho o muy poco en comparación con antes.
  • Sentirse cansados, fatigados o con menos energía
  • Sentirse que todo es su culpa o que no son “suficientemente buenos” para hacer nada
  • Tener problemas de concentración
  • Descuidar la escuela o peor rendimiento escolar que antes
  • Tener pensamientos de muerte, de suicidio, comportamiento autolesivo o deseos de muerte.

Los niños suelen presentar mayor número de dolencias y quejas físicas y son frecuentes los dolores de cabeza y lo problemas digestivos.

En cuanto a los adolescentes es muy común que consuman alcohol y/o drogas para sentirse mejor.