Terapia para adultos con depresión

Terapia para adultos

Depresión

La depresión es uno de los trastornos psicológicos más comunes del siglo en el que vivimos.

Un porcentaje muy alto de la población no está diagnosticada y sufre su enfermedad sin un tratamiento adecuado o bien con tratamientos ineficaces o incompletos.

Un alto porcentaje, no tiene un seguimiento de su enfermedad adecuado, lo que genera muchas dificultades e incluso el empeoramiento en ciertos pacientes.

Muchas personas interpretan sus síntomas como normales, al no ser demasiado intensos y poder vivir con ellos, a pesar de ser síntomas desagradables que están asociados a situaciones vitales complicadas y dificultades a la larga en el día a día y calidad de vida de la persona y entorno de quien sufre depresión.

La depresión termina siendo una enfermedad incapacitante en muchos individuos, que no pueden hacer la vida que antes hacían, lo que les genera una profunda culpa al erróneamente creer que no lo hacen porque no quieren, en vez de asumir que sufren de depresión.

Esta enfermedad es grave y debe ser abordad con tratamientos psicoterapéuticos y/o psicofármacos, junto con un seguimiento adecuado.

Hay diferentes tipos de depresión:

  • La distimia es el más común, donde la persona que lo sufre puede sentirse triste a pesar de pensar que lo pueden aguantar; suelen tener dificultades para estar contentos, les suele faltar motivación e ilusión. Además, les cuesta disfrutar de las cosas, están más sensibles ante problemas cotidianos y no gestionan sus emociones de manera eficaz. Otros síntomas son la pérdida o aumento de peso; insomnio, falta de energía, fatiga, problemas de concentración, desesperanza, verse con una autoimagen negativa, falta de autoestima, visión negativa sobre el mundo y sobre el futuro.
  • Existe por otra parte otro tipo de depresión que es la depresión mayor. Puede presentarse como un trastorno leve, moderado o grave con/sin síntomas psicóticos. Este tipo de depresión puede desarrollarse como un trastorno crónico.La vida de la persona con depresión mayor suele conllevar muchas dificultades junto con un gran sufrimiento psicológico. Son frecuentes los bloqueos, problemas de concentración y déficits cognitivos. La vida de la persona queda mermada en muchas áreas importantes como la familia o el trabajo.Los diferentes tipos de depresión tienen una causa multifactorial, siendo el resultado de factores genéticos, psicológicos, bioquímicos y ambientales.
  • Otro tipo de depresión son la depresión postparto, que se caracteriza por una profunda tristeza, irritabilidad, dificultades para el cuidado del bebe, perdida de interés en las actividades cotidianas y suele presentarse tras el parto; días, semanas o meses después del parto.La depresión es un factor de riesgo muy importante dentro de la conducta suicida, por lo que es fundamental ser tratada antes de que la situación empeore.Los tratamientos farmacológicos son fundamentales para superarlos junto con la psicoterapia y un buen seguimiento.